Cuando Paco y Marta me llamaron para hacer su boda me alegré muchísimo, pero más aún, cuando supe que querían una boda intima y especial y por ello habían pensado en mi...

Ellos tenían ganas de hacer una boda muy, muy personal, pero no por ello renunciar a unas fotos bonitas que contaran ese día tal y como lo vivieron.

Estoy muy contento con el reportaje, porque desde el primer momento confiaron en mi y eso siempre da mucha seguridad, cuanta más libertad me dejan, más fácil es sacar fotos tan emotivas y naturales como estas.

Espero que seáis muy muy felices!!!